volver arriba
Volver a Textos

Fetiche es tu olor cerrado

fetiche, fetiche,
fetiche
ante el libro, entorno mis ojos
me veo e invagino
ante el gato encerrado en el deseo
todas las palabras por caer
expectación en la vena
rubor de angustia fina en la mano
espero el filo de la hoja que saje mi dedo
mi aliento, mi huella

¿fetiche de una —otra— vida?
no,
fetiche del instante
como el pájaro recibe el disparo
la sangre de su cuello en mi boca
como una nube,
todo el vapor cristalino de mis ojos
que ante ti ceden su órbita,
mear en tu esquina como un perro
buscando mi nombre
en posibles y espinas

fetiche eres, como el amor
como la mano
como el poema,
si abriera tus piernas
encontraría
el ojo de dios,
ciego y solitario,
cortado en dos
por la nube que lleva tu nombre
cerrado