volver arriba
Volver a galería

Eros vandalizado

Eros vandalizado fotografia poesia

EROS VANDALIZADO



la ley humana no es más
que una burda imitación de la muerte



atrapado en la piedra caída
del templo y del museo
tú, Eros,
no eres más que un sapo ridículo ahora,
un hermoso cuerpo blanco
torturado por el deseo oprimido;
alguna vez, la lluvia
resbaló por tu piel fría,
lánguidamente
como solo una lengua puede

privado de voz tu ejército
en la forma de vulgar hombre,
y no por amor
sino por presunción,
pues el hombre quiso ser igual a dios,
domeñar su intangibilidad
en la piedra más dura y suave

Oh Eros,
rey del sacrificio,
otros te sacrificaron en su lengua,
amputaron tus brazos
cuando aún estabas vivo,
y por no sacarse ellos los ojos
te arrancaron los pezones,
y alguien se los puso en la cara
y bailó hasta el amanecer
una danza de máscara sagrada

te dejaron un nudo en el pecho,
te robaron las flechas
y tu vientre laceraron,
tu hermoso vientre de naturaleza
que no da a luz en una iglesia
pero turba los ojos cerrados
como hostias vendadas en lino

oh ecuanimidad cristiana,
tu forro está lleno de semen podrido,
tu mente es un sapo viscoso
y el deseo es una aguja de oro,
mira cómo avanza el cadáver de Eros
que tú has amado a tu manera,
acéfalo y castrado,
su poder no tiene forma

cuando llegue a ti,
idólatra del calvario,
te traspasará, porque tú no existes,
miserable,
porque tú no sabes ni soñar,
mira cómo emerge del fondo de la vida
y hacia el fondo vuelve
despreciando tu ambición
y tu iconología

dicen que un pastor encontró sus brazos
y al cogerlos
no pudo escapar de la tierra
y fue devorado por sus ovejas;
otro encontró su cabeza, una noche sin luna
entrevió sus ojos, y sobre ella
construyó una casa que luego derrumbó

su verga nadie la encontró,
alguien dijo que está en formol, en españa,
y que los monarcas la heredan
junto con la baba de los cristianos,
y que juegan con ella a oscuras,
entre lágrimas y dolor

Cautivo y desarmado Eros, Amor,
el rebaño ciudadano ha alcanzado
sus últimos objetivos.
La vida
ha terminado.

Estatua de Eros vandalizada por los primeros cristianos, dice el cartel de la exposición.