Volver a Textos

tampoco existe

—pastiche—

nada se borra por consuelo,
oh sabiduría,
la memoria es una pizarra,
un desgastado muro verde
al que mira el joven
mientras el sol envejece
y dos cuervos lo atraviesan,
buscando en su musgo
la lengua de la vida

me gustaría caminar
alrededor de las plantas
aunque no las percibo claramente,
y no porque sean tan simbólicas
o el halo de un recuerdo perdido,
es más
un problema de identificación
o de presencia,
de la falta de latido o palpitación,
y solo cuando el viento las mueve
me parecen vivas

deberíamos abrazar la animalidad,
acostarnos juntos en el olvido,
en una cadena interminable
de sed y angustia,
como signo del cuerpo migrante
que duerme en algunas plazas
en condiciones de guerra,
por las tardes

buscar asilo
de manera violenta
en la sangre y la leche materna,
en una sucesión de gestos y miradas
y con sentimiento de urgencia,
aprender a decir nosotros
al cuerpo humano
tumbado en el suelo, caído
junto a la pared verde,
para escuchar la palabra divina y aberrante
que rebosa la boca del anciano
y moja el suelo y las manos
para pudrir nuestras mentes,

siendo solo animales que suceden,
que se mueven muy despacio,
en una cadena interminable
de ropas y lamentos,
por consuelo, oh sabiduría,
o por la inercia de todos los días,
habitantes locales
de un sol que envejece
y atraviesan dos cuervos
sofocados,
casi negros


Pastiche. Imitación o plagio que consiste en tomar determinados elementos característicos de la obra de un artista y combinarlos, de forma que den la impresión de ser una creación independiente. (DRAE)

La elección de palabras o frases es, aparentemente, azarosa. En verdad, hay una decisión. Igual que aquella definición de imagen, aquí elijo lo que me resulta "significativo", bien para una deriva temática, bien para una deriva emocional. No existe la neutralidad. La conexión, la sintaxis, que une esos fragmentos la invento como si interpolara píxeles de una imagen o pegara trozos de papel y, de nuevo, de parte.
¿Son estos robos diferentes del uso del diccionario?

Los fragmentos de este poema están extraídos del libro de Paul B. Preciado, Un apartamento en Urano. Crónicas del cruce.