Volver a Textos

Sala de espera

oh patria de todos los países
oh anáfora del día a día
te miro a la cara y te reconozco
el tiempo pasa ante tu espejo
en una procesión de moscas y orugas

oh día del estado y su mojón
fiesta nacional estúpida que rebosa
poesía emocionada en labios de un idiota
fiel reflejo de la bastardía y la alienación

oh jornada laboral que dignifica
la carne muerta bajo la cal viva
la mano se arrastra sobre el papel
como la oruga en su veneno

ah, heces, patria de las naciones,
dijo Leopoldo con su hermosa sonrisa
donde el capital dice el trabajo os hará libres
con su boca blanca llena de dientes

oh patria de todos los colores
yo te bendigo cuando tiro de la cadena
y digo abajo donde otros arriba,
oh manos cortadas
oh lenguas caídas
¡escupid!