Volver a Textos

A propósito de Oh

Oh regodeo en la caída
Oh dulce muerte teatral
me suelto los pantalones
ante tu rostro sin cara
me entrego sin flores e incienso
a la calentura de tu párpado pesado
con un labio que apenas puede
contener la saliva
soy el puto perro de tu ano

ojalá no hubiera suelo
para no dejar de acercarme
—el golpe es tan idiota—
y el placer está en el aire
el mismo que transporta palabras
cuervos y aerosoles
yo solo quiero follarte sin flores
follarme tu sol
antes que la muerte me expulse de tu órbita
poner quiero el ser en el eje de tu verbo

Oh regodeo del poema al que tiendo
Oh angustia de vivir
libérame