Volver a galería

Estragos de la guerra –Dub

Filosofía de boudoir. Collage. Antonio Beltrán

ESTRAGOS DE LA GUERRA1 –Dub2


¿la realidad? no
no como la vemos

he parado el vórtice el remolino
en la habitación azul que contiene el mundo
la suma de sus ventanas
los fotogramas que no apreciamos
he parado la mano y el nombre

he parado la mujer modelo plano y guía
pies en el suelo
y el sol ardiente atornillado a la mesa
cien vatios azules
capa sobre capa escribe la luz

¿y el eje? pues
no hay

sin un centro nada es previsible
y el giro contrario al reloj
no es tal
es una baraja al aire y esperar
el azar de la interpretación

la escritura se ahoga en las letras
como el tiempo en los segundos
y yo
he parado el vórtice el remolino
para constatar que

no hay vórtice ni eje
ni azul ni estrellas
solo dos miradas que se cruzan
y deforman en marea
la piel y el pensamiento

la realidad es más
que la suma de las palabras
que la suma de los segundos
más que la vista y el trabajo
es la mirada de un ciego

1 el título de la imagen, Estragos de la guerra, es el de un grabado de Goya de la serie Desastres de la guerra. El fotomontaje me llevó al grabado. Éste plantea la novedad de poner al espectador "en el lugar y en el momento exacto", en una imagen inverosímil, parada, cuasi una fotografía, un espacio alborotado sin pies ni cabeza. Los estragos de la guerra lo serán siempre del sentido, de lo posible y de la imaginación.
2 el "Dub" que aparece en la imagen es de la portada de un libro sobre Jean Dubuffet. Dub, en inglés, es cambiar una banda sonora por otra, nombrar ceremonialmente, desarrollar pobremente.