Volver a galería

La extraña flor

LA EXTRAÑA FLOR1

La extraña flor apareció de repente,
como un barco en la niebla del horizonte.
Desde el principio fue la misma, pero,
¿porqué ahora no me lo parece?
¿qué tiene, qué hace el tiempo en su mano
que la envuelve y dibuja sin espuma2?
Todo podría ser blanco, negro o violeta,
podría ser incluso transparente
que ella vería allí un sentido, una historia,
una voluntad cercada de melancolía
que tira de ella hacia afuera como una soga,
como si surgiera de un sueño de plumas.
La veo girar y no gira, concentrada
en el paisaje que será su último lecho,
resistiendo al viento.

La extraña flor es una fluctuación,
una posibilidad entre todas de ser única;
el aluvión de luz que la forma
tiene el derecho a la forma del agua
y como ésta, no puede dejar de fluir.
Ahora navega en mi mente como un clavo
hincado al recuerdo en un tiempo blanco,
lúcida de sí y sin embargo,
loca de raíz como un revólver y su bala.
La extraña flor nunca ha existido
más allá de la desnudez alucinada de un niño.
Esta flor que esconde su nombre,
es la razón que sostiene la vida y dura
tanto como la vida de quien puede verla.

1 Es la estructura reproductiva característica de las plantas llamadas espermatofitas o fanerógamas. La función de una flor es producir semillas a través de la reproducción sexual. Para las plantas, las semillas son la próxima generación, y sirven como el principal medio a través del cual las especies se perpetúan y se propagan. ¿Es la imaginación, que asentada en el pensamiento se torna realidad paralela y más viva?
2 La espuma cuántica fue propuesta como concepto de lo que sería, supuestamente, la base de la estructura del universo, pero también se utiliza el término como una descripción cualitativa de las turbulencias del espacio-tiempo subatómico. Por otro lado, Venus sí nació de la espuma.