Volver a galería

Crisálida

Crisálida collage anima erotica Antonio Beltran

CRISÁLIDA


no sé si estaba o surgió,
no recuerdo nada anterior a esa inquietud,
luminosa leche envenenada,
un resplandor que musitaba en un velo de luz,
como polvo suspendido
y negando su caída

ese velo ininteligible recogió entonces mi ojo
y en su brillante mano quedó recogida
a la vez, esta crisálida reposada
abierta como la carne del ciervo en el disparo;
un punto de luz en un cielo
aún caliente pero traslúcido,
un vapor desordenado

mi ojo atrapado en la ninfa se nubla,
se arrebata de entusiasmo, gira sobre su eje
y es cuando miro dentro

el tiempo está atrapado en la rejilla de tu asiento,
en el infinito espacio entre dos fotogramas,
la ninfa, iluminada al trasluz,
tiene las alas sin hacer, arrolladas,
y como un velo sedoso chupa mi ojo
entre sus labios violetas

La imagen es una reelaboración de una fotografía de Jeanloup Sieff, primero fotocopiada y luego, atacada con disolvente.